Esperanza Aguirre, ejemplo de cómo evitar las filtraciones

No me puedo resistir. Sé que es terreno propicio para tertulianos y demás gente de mal vivir, que decían en Primero de Periodismo. Pero es que la noticia de hoy ha pasado de la ignorancia más absoluta a convertirse en apertura de telediarios, informativos de radio, programas y digitales (y, por supuesto, de los periódicos de mañana).

Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid, deja la política. Y digo bien: la deja. Hasta el momento de su anuncio, prácticamente las 14,00 horas de hoy, lunes, nada se sabía de este asunto, por mucho que digan (y dirán) en antena y en artículos de opinión. La sorpresa ha sido mayúscula y hay quien incluso habla de ‘razones de carácter político’, aunque personalmente creo que nada más lejos de la realidad, puesto que esta mujer ha demostrado por activa y por pasiva que no se arruga a la hora de hacer frente a cualquiera.

Desde el punto de vista de Comunicación, sólo quiero ahondar hoy en una clave: cómo ha conseguido la presidenta de Madrid que la noticia no se haya filtrado, algo que, desde luego, es un enorme éxito de Comunicación.

La noticia ha cogido tan de sorpresa al propio Partido Popular que Carlos Floriano, vicesecretario general, que había dado una rueda de prensa en Génova, sede del partido, y ya había vuelto a su despacho a seguir su jornada laboral, ha tenido que retornar a la sala de prensa para hacer una rápida valoración de este asunto. Sorpresón.

Desde mi punto de vista, la clave para que esta noticia se haya convertido en sorpresa es solo una: solo la sabía ella. Desde luego, la sabían en su casa, su madre, sus hermanos, sus hijos, su marido,…. pero nadie más. Me atrevo a decir incluso que no la sabía siquiera su persona de máxima confianza en el Gobierno de Madrid, el propio Ignacio González. Ni tampoco su responsable de Comunicación, mujer absolutamente cercana a Esperanza.

La noticia, hasta poco antes del anuncio, solo la sabían ella y su círculo íntimo y personal más inmediato, que por supuesto ha respetado la necesidad de mantener silencio. Esperanza Aguirre se ha asegurado así evitar filtraciones, porque ha decidido ser la dueña absoluta de sus silencios y no ser esclava, al menos esta vez, de sus palabras.

Y esto alienta otro comentario más. ¿Por qué? El propio carácter tan reservado del anuncio lo declara: la enfermedad. De ahí que en el propio anuncio no haya podido dejar de hacer una mención a su familia.

Vaya desde aquí mi respeto y mi deseo de recuperación para Esperanza Aguirre, uno de los mayores ‘animales políticos’ que ha tenido España, una persona que siempre, aún a su pesar, ha dado motivos para convertirse en noticia. Los periodistas van a lamentar su ausencia. Y, desde luego, los ‘comunicadores’ haremos repaso de algunos de sus éxitos de Comunicación, como el de hoy.

Anuncios

4 pensamientos en “Esperanza Aguirre, ejemplo de cómo evitar las filtraciones

  1. Muy rápida tu reacción, Manuel. Sin embargo, no estoy del todo de acuerdo en tu conclusión. Semejante notición tenía que ser conocido, como mínimo, por dos personas claves además de por su familia: Ignacio González e Isabel Gallego. Uno, porque le afectaba personalmente; hasta nuevo aviso susitutuye en el cargo a Aguirre; Otra, es su jefa de prensa, y responsable de todo el tinglado que se ha tenido que montar esta mañana para poder comunicarlo adecuadamente. Posiblemente, como bien apuntas, no eran muchos más los informados y eso ha evitado las filtraciones. Además, y esto es una sospecha personal sin fundamento alguno, el motivo – la enfermedad, que debe ser algo más- ha mantenido al resto informado en silencio absoluto.

  2. No estoy del todo de acuerdo. Semejante notición tenía que ser conocido, como mínimo, por dos personas claves además de por su familia: Ignacio González e Isabel Gallego. Uno, porque le afectaba personalmente; hasta nuevo aviso susitutuye en el cargo a Aguirre; Otra, es su jefa de prensa, y responsable de todo el tinglado que se ha tenido que montar esta mañana para poder comunicarlo adecuadamente. Posiblemente, como bien apuntas, no eran muchos más los informados y eso ha evitado las filtraciones. Además, y esto es una sospecha personal sin fundamento alguno, el motivo – la enfermedad- ha mantenido al resto informado en silencio absoluto.

  3. Ya lo dicen, lo que no quieras que sepa no lo cuentes, y que la que sepa la mano derecha que no lo sepa la izquierda. Muy buen post, deberíamos tomar conciencia de ello. La importancia del silencio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s