Fútbol: ¿Qué contamos a nuestros hijos?

Este Ejercicio de Comunicación trata sobre un tema menor, pero que quizás, con el tiempo, pueda convertirse en un asunto digno de estudio.

Pertenezco a una generación (como la inmensa mayoría) que estaba acostumbrada a ver perder, campeonato tras campeonato, a España. Recuerdo la frustración del Mundial del 82, donde no nos salvó ni Naranjito; la derrota en el Mundial del 86, la eliminación en Italia’90,….. y así, campeonato tras campeonato. Y nunca pasábamos de cuartos.

En 2008, con Luis Aragonés, confluyeron dos acontecimientos:

por una parte, cambiamos de estilo de juego y la Selección comenzó a jugar como lo hacía el Barça de Guardiola y, especialmente, el Barça de Xavi-Iniesta-Busquets. Pasamos de ‘la furia’ y el empuje tradicional español al tiqui-taca, a los jugones, al fútbol hecho arte y espectáculo;

y, por otra parte, el sabio de Hortaleza tuvo la enorme habilidad de conseguir reunir en un equipo el mejor talento futbolístico, despreciando grandes egos (caso Raúl González, por ejemplo), a pesar de las enormes presiones a que Luis fue sometido, incluidas, como él mismo confesó, las de su propia mujer. Y ganamos la Eurocopa en Viena.

Y en 2010, ese mismo equipo y ese mismo talento consiguieron el Mundial de Sudáfrica, con un nuevo míster, Vicente del Bosque, como líder del mejor conjunto que nunca haya tenido España. Y consolidó ese nuevo estilo. Y volvimos a ganar, esta vez un Campeonato del Mundo.

Ayer, domingo, España se coronó y consiguió de nuevo el Campeonato de Europa de Fútbol ante una Italia llena de talento, que quiso durante unos días copiar el estilo de La Roja, pero que solo pudo reconocer la supremacia de los españoles.

Portada del diario francés L’Equipe

Llevamos 4 años ganando todo. Y estamos empezando a disfrutar de triunfos históricos. Y hete aquí que comienza una historia diferente, porque hemos pasado de perderlo todo a ganarlo todo. Y empieza a haber una generación de chavales y jóvenes, nuestros hijos, que se están acostumbrando a ganar, que empiezan a dar por sentado que la Selección Española de Fútbol, que para ellos es España (como si no hubiese más deportes o más frentes internacionales abiertos), debe barrer a todo aquél que se ponga por delante.

Y quizás empecemos a tener un problema. ¿Qué pasará cuando perdamos?

Está claro que en deporte, como en la vida, conviene tener presente siempre que unas veces puedes ganar y otras perder y que la victoria, como la derrota, forman parte de nuestro paso por ese camino de la vida del que hablaba Machado. Pero sucede que hay miles, quizás millones, de españoles que empiezan a tener fijación por una idea y que quizás no admitan la alternativa, la posibilidad de perder. Y esa derrota, tarde o temprano, terminará llegando. Seguro.

¿Qué deberíamos decir a nuestro hijos? ¿Qué dijeron los alemanes a sus niños cuando la gran potencia futbolística hizo posible aquel dicho de ‘el fútbol es un deporte en el que juegan dos equipos, pero en el que siempre gana Alemania’? ¿Y que les dijeron cuando Alemania dejó de ganar?

En fin, no se trata de escribir ahora todo un Tratado en torno a esto, a la posibilidad de perder y a la necesidad de estar preparados para la frustración. El tema no tiene mayor trascedencia y estos días disfrutaremos recordando los golazos de ayer.

Pero quizás deberíamos preparar a nuestros hijos para eso, para aceptar las derrotas como parte del deporte (y de la vida). Y para que, por supuesto, disfruten de las victorias y las alegrías, pero que sepan también que en la vida es mucho más importante saber hacer frente a las derrotas y a las dificultades y no admitir nunca que éstas nos lleven a la frustración e incluso a la depresión.

¿Que por qué escribo yo esto? No sé. Recuerdo que mis frustraciones, hace 10, 15 o 20 años eran menos cuando veía a España jugar. Ya esperaba la derrota. Y si algún día perdemos, es seguro que no me dejaré llevar por la frustración, porque ya tengo costra. Pero quizás debamos preparar a nuestros chavales para ese momento, porque ellos no lo van a admitir tan fácilmente.

Por cierto, qué golazo ayer el de Jordi Alba. Y cómo juega Xavi Hernández, qué centro del campo, y Ramos…………

Anuncios

Un pensamiento en “Fútbol: ¿Qué contamos a nuestros hijos?

  1. Pingback: No se encontró la página | Ejercicios de Comunicación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s